Local

TESTIMONIO DE AMOR

NUEVO PROGRAMA DE PREPARACIÓN AL MATRIMONIO ENFATIZA LAS RELACIONES Y VIRTUDES

By CATHI DOUGLAS     10/2/2019

Las parroquias de la Diócesis de Orange enfocan la preparación al matrimonio de la misma manera que lo han hecho durante muchos años – de hecho, desde que mi esposo y yo nos casamos en 1985. 

Al igual que Les y yo, las parejas de novios pueden elegir entre asistir a un Encuentro de Compromiso de un fin de semana o a un curso de varias semanas, generalmente que se ofrece en el hogar de una pareja casada. 

Pero la Parroquia de San Antonio de Padua en Anaheim Hills es pionera en el programa Testimonio de Amor, un programa de preparación al matrimonio en el que las parejas comprometidas que quieren casarse en la Iglesia seleccionan a su propia pareja mentora y juntos se embarcan en un plan de estudios basado en las virtudes. 

El diácono Russ Milspaugh y su esposa Jodi han dirigido el programa desde principios de 2018 utilizando materiales desarrollados por Witness to Love, con sede en Louisiana. Milspaugh dice que el programa ha sido exitoso e incluso ha animado la parroquia, ya que más parejas casadas y familias jóvenes asisten a la misa dominical y se involucran en la vida parroquial. 

“Lo que diferencia a Witness to Love es que las parejas de novios eligen a sus propios mentores”, dice Milspaugh. “Usando la ley de la atracción, pueden identificar a un matrimonio cuya relación admiran, y luego invitarlos a participar.” 

Las parejas de mentores no pueden ser miembros de la familia y necesitan llevar casados al menos cinco años, pero no necesitan capacitación especial, agrega. El mentor y las parejas de novios se reúnen varias veces durante la cena, por lo menos una vez con un sacerdote, y hablan de las lecciones juntos. 

“Las ideas provienen de la filosofía del Papa Juan Pablo II de que la familia es la Iglesia en el hogar”, añade. “Se basa en la idea de que el matrimonio es un sacramento, y que somos la imagen de Dios el uno del otro; solidifica el concepto de que el matrimonio significa ‘hasta que la muerte nos separe’”. 

Es más, las parejas en el programa son ejemplos para otros en la parroquia, señala. “Ellos ejemplifican por qué Dios creó el matrimonio, cómo está involucrada la Trinidad, y cómo imitamos a la Trinidad al crear la Iglesia en el hogar. Se convierten en un signo para el mundo del amor de Dios”. 

Mary-Rose Verret, quien diseñó Witness to Love hace ocho años con su esposo Ryan, se unirá a la Diócesis de Orange para ofrecer una sesión informativa el 12 de octubre para los líderes parroquiales interesados. 

“Mi esposo y yo vimos a parejas que se casaron en la Iglesia Católica que no asistieron a misa y no consiguieron pedir ayuda, eventualmente divorciándose”, dice Verret. “La tasa de divorcios católicos a los cinco años de matrimonio es del 23 por ciento.” Esencialmente, dice, las parejas recién casadas sintieron que recibieron poco apoyo de la comunidad católica después del día de su boda. 

“Descubrimos desde el principio que toda pareja necesita tener una relación cercana con una pareja que conozcan, con la que se relacionen y en la que confíen”, explica. “No querían sentirse juzgados por extraños.” 

En contraste, Witness to Love enfatiza las relaciones, dice ella. Hoy en día el programa opera en 31 estados en inglés, español y francés, y se ha extendido a parroquias de Europa y Asia. 

“Es importante que la Diócesis de Orange brinde apoyo para que los matrimonios sean felices, sanos y santos”, señala Linda Ji, directora de Cuidado Pastoral. “La formación de la fe debe apoyar a las familias, ya que la evangelización no puede realizarse sin ellas.” 

Los líderes parroquiales interesados están invitados a asistir al entrenamiento de un día de duración el sábado 12 de octubre en el Centro Cultural en el campus de la Catedral de Cristo en Garden Grove. Para inscribirse, visite https://www.rcbo.org/resource/witness-to-love/ o póngase en contacto con Ji en lji@rcbo.org o 714- 282-4203.